Refuerza tus técnicas de estudio

Publicado el 28 de abril de 2023

Para aquellas personas que buscan una hueco en el mundo de la enseñanza, presentarse a las oposiciones de educación primaria y secundaria puede ser una opción atractiva. Aunque el proceso de preparación y el propio examen pueden resultar abrumadores, obtener una plaza como funcionario docente es una oportunidad única para trabajar en un entorno estable y enriquecedor.

Sin embargo, el número de candidatos que se presentan a estas oposiciones cada año es elevado, lo que significa que se requiere una preparación exhaustiva y un enfoque estratégico para tener éxito en el proceso de selección. En este artículo, exploraremos algunas claves y técnicas para reforzar tus posibilidades de obtener una plaza en las oposiciones de educación primaria y secundaria.

¿Realmente necesito aprender a estudiar?

Si estás leyendo este artículo es probable que seas universitario/a, hayas completado una diplomatura, licenciatura, grado o bachillerato, y creas que ya has dominado tus técnicas de estudio. ¡Felicidades!

Sin embargo, puede que hayas experimentado momentos en los que te costaba memorizar ciertos conceptos, crear esquemas o establecer conexiones entre diferentes temas. En resumen, es posible que sientas que podrías estar aprovechando mejor tu tiempo y esfuerzo para lograr un aprendizaje más eficiente. En este artículo, descubrirás algunos consejos y estrategias para mejorar tus habilidades de estudio y alcanzar tus objetivos académicos.

Así que ¿por qué no aprender a estudiar? o lo que es lo mismo, ¿por qué no aprender a aprender? jeje ????

¿Cómo mejorar mis técnicas de estudio?

A lo largo de nuestro proceso de aprendizaje es normal encontrarnos con ciertos obstáculos que dificultan nuestro progreso. Ya sea por la complejidad de los contenidos, la falta de motivación o una organización inadecuada, a veces resulta difícil mantener la concentración y el ritmo de estudio.

Sin embargo, existen diversas estrategias y técnicas que podemos aplicar para superar estos desafíos y maximizar nuestros resultados. En este artículo, presentamos nueve estrategias comprobadas que te ayudarán a mejorar tu rendimiento académico y alcanzar tus objetivos de manera más eficiente y efectiva.

Las 9 estrategias efectivas para mejorar tu rendimiento académico y alcanzar tus objetivos de estudio

Fomenta tu curiosidad hacia el tema que estás estudiando.

Bueno, esto parece que no siempre es fácil. Es obvio que determinadas asignaturas, áreas, materias, despiertan nuestra curiosidad de forma natural, sin embargo, con otras no es tan fácil.

Sin embargo, cuando estás interesado en el tema que estudias, las cosas se vuelven mucho más fáciles. Averigua cómo se puede aplicar en la vida lo que estás estudiando. Hay muchas maneras de hacer un tema interesante cuando adoptas una actitud curiosa.

Despertando la curiosidad innata que hay en ti podrás estudiar cualquier cosa. Solo hay que hacer un esfuerzo inicial para despertar esa curiosidad.

Establece un horario de estudio en el momento adecuado

Establecer un horario de estudio diario. Es bueno para planear tu día con antelación. Establece un tiempo específico para estudiar y un tiempo para relajarte o practicar tu ocio. Puedes estar estudiando duro ahora, pero sabes que más tarde estarás disfrutando.

Un consejo: siempre pon el estudio en primer lugar cuando planifiques tu día. Si piensas que deberías ver la televisión o relajarte un poco antes de estudiar estás cometiendo un gran error. Esto solo hará más difícil que puedas comenzar a estudiar.

También a la hora de establecer horarios de estudio es bueno programar tu tiempo en el momento del día en el que haya menos distracciones. Es bueno elegir el momento en el que estás en tu estado mental óptimo para estudiar.

Empezando a estudiar: el reto de los 5 minutos

La parte más difícil es empezar. El primer paso es siempre el más duro. Después de este primer esfuerzo todo se te hará más fácil. Esto se debe a que una vez que tienes el impulso es fácil para mantener la marcha.

Este consejo-motivación para estudiar duro puede ayudarte a empezar. Esto es lo que puedes hacer: siempre que no estés motivado para empezar a estudiar, plantéate estudiar durante 5 minutos. Eso es todo, solo 5 minutos. Piensa que vas a estar estudiando seriamente durante 5 minutos y luego te detendrás.

Por lo general, después de los 5 minutos querrás seguir estudiando más. Sí, es cierto. Es un truco. La clave aquí es asegurarse de que durante esos 5 minutos vas a estudiar al 100%. No soñando o distrayéndote con otras cosas.

Parada y arranque en la parte más interesante

Intenta parar para descansar, comer u otras actividades cuando estés en la parte más interesante o agradable de tu estudio. De esta manera, será mucho más fácil empezar cuando decidas retomar el estudio.

Elimina las distracciones de tu entorno

Obviamente esto es muy importante. Si tienes cerca la TV, el teléfono, el ordenador, revistas, etc., fácilmente podrás sucumbir a la tentación de dejar tus libros a un lado.

Establece un área de estudio que sea lo más favorable posible

El medio ambiente puede jugar un papel importante en la motivación para el estudio. Imagina que estás estudiando en una habitación con poca luz, caliente y con música a alto volumen. O, en una habitación tranquila y luminosa, con la temperatura adecuada y buena ventilación. ¿Qué ambiente te haría sentirte más motivado para estudiar?

Antes de ponerte a estudiar entra en un estado fuerte de motivación

Tómate 5 minutos antes de empezar a estudiar para lograr el estado mental adecuado. Apaga cualquier tipo de música, siéntate, aclara tu mente y respira profundamente. Repite alguna frase que te motive o haz algunas visualizaciones y medita sobre tus futuros logros. Visualízate feliz estudiando.

Establece objetivos.

El establecimiento de objetivos te dará más motivación. El sentido de la satisfacción del logro es también una buena inyección de confianza.

Establece metas concretas y alcanzables, por ejemplo, cuántas secciones o capítulos planeas estudiar en un plazo de tiempo.

Concédete un premio.

Por último, recompénsate de inmediato por el trabajo bien hecho. No necesita ser algo importante, solo cosas simples como ver tu programa favorito de televisión, disfrutar de una comida rica y saludable, charlar un rato con tus amigos. Por supuesto, también concédete grandes recompensas cuando alcances logros importantes.

Aplicar la técnica Pomodoro en seis pasos

La técnica de estudio Pomodoro es una estrategia de gestión del tiempo que puede ayudarte a maximizar tu productividad y eficiencia mientras estudias. En este breve video, te presentamos seis sencillos pasos para implementar la técnica de estudio Pomodoro en tu rutina de estudio:

  1. Selecciona una tarea que quieras completar.
  2. Configura un temporizador Pomodoro de 25 minutos.
  3. Trabaja en la tarea hasta que suene la alarma.
  4. Descansa durante 5 minutos.
  5. Repite los pasos 2-4 tres veces.
  6. Toma una pausa más larga de 15-30 minutos después de completar cuatro Pomodoros.

En este video aprenderás cómo utilizar la técnica Pomodoro de manera efectiva para aumentar tu concentración y reducir la procrastinación. ¡Únete a la comunidad Pomodoro y aumenta tu productividad hoy mismo!

Estos son algunos consejos básicos que estamos seguros te van a resultar prácticos si los aplicas con constancia.

¡Mucha suerte con tus retos académicos!

Copyright © 2022.  Grupo Pedro Nicolás
magnifiercrossmenuchevron-down